Me encanta esta receta porque puedes aprovechar todas las verduras que tengas por la nevera, e ir variando las verduras según la temporada y tus preferencias. También es una muy buena idea para aprovechar las verduras que te sobran de preparar algún plato.

Pueden servir tanto de cena como de merienda o desayuno! Un snack muuuy saludable y versátil tanto para adultos como para los más peques de la casa.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 1 zanahoria
  • 1 calabacín
  • 1 puerro
  • Sal
  • curry
  • 40ml de bebida vegetal de avena (o cualquier otra bebida vegetal que tengas)

Preparación

  1. Precalentar el horno a 200ºC
  2. Cortar las verduras a trocitos muy pequeños (brunoise)
  3. Saltear las verduras en una olla junto a un poco de agua o caldo de verduras para que no se peguen ni quemen, añadir sal y apagar el fuego una vez cocidas.
  4. Batir los huevos en un bol y a continuación añadir el curry, la bebida vegetal y la sal. Mezclar.
  5. Añadir las verduras al bol del huevo y mezclar.
  6. Añadir la mezcla en moldes para muffins y hornear durante 20-30 minutos (va a depender de tu horno, puedes pinchar con un palito para ver si están hechas.)
  7. Dejar enfriar unos minutos antes de desmoldar y ya estarán listas para comer.

¡Ha disfrutar!