Ingredientes:

  • Placas de pasta para lasaña
  • 300g de espinacas frescas
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 375g de ricotta
  • 300g de Espinacas
  • 1c.p de nuez moscada
  • 550ml de leche de soja
  • 45g de maicena
  • Queso mozzarella
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 4-5 cubitos de hielo

Preparación:

  1. Calentar el horno a 200c.
  2. Troceamos la cebolla y el ajo.
  3. Poner una olla grande a hervir.
  4. Mientras calentamos el aceite en una sartén y cocinamos el ajo y la cebolla a fuego medio hasta que se doren.
  5. Lavar las espinacas y hervirlas durante 3 minutos. Mientras hierven preparamos un bol de agua con hielo. Cuándo hayan pasado los 3 minutos escurrir las espinacas y ponerlas en el agua con hielo. Dejar reposar hasta que estén frías y escurrir.
  6. Hervir las placas de pasta para la lasaña según las instrucciones del fabricante.
  7. En un bol mezclar las espinacas, el ajo, la cebolla y la ricotta. Añadir sal y pimienta negra.
  8. En una bandeja de horno añadir un poco de aceite de oliva para que no se pegue la lasaña e ir formando capas (placa de pasta-mezcla de ricotta y espaguetis-placa de pasta…)
  9. Poner a hervir la leche de soja en un cazo pequeño.
  10. En un bol aparte mezclar la maicena con 4 cucharadas soperas de agua fría.
  11. Añadir poco a poco la mezcla a la leche de soja hirviendo sin parar de mezclar. Añadir sal y nuez moscada. Notarás que se va espesando. Cuándo tenga la textura de una bechamel apagar el fuego y verter sobre la lasaña.
  12. Añadir la mozzarella por encima.
  13. Hornear durante aproximadamente 20 minutos con la opción de gratinar.

¡Ha disfrutar!