El pasado mes de octubre estuve de viaje a Japón, un país que sin duda me enamoró. Sus paisajes, la cultura, sus grandes ciudades y la gastronomía me fascinaron. Una de sus tradiciones es la ceremonia del té, todo un ritual alrededor de la preparación del té, en especial de la té